El director Víctor Gaviria (Rodrigo D.: No Futuro, La Vendedora de Rosas, Sumas y Restas ) regresa a las salas de cine con ‘La Mujer del Animal’, la hasta ahora película más oscura dirigida por el antioqueño, abordando la violencia desde el núcleo mismo de la sociedad: la familia.

La violencia contra la mujer, tan visible en indignaciones fugaces de redes sociales por unos pocos casos, pero con miles de casos sin visibilizar, es el escenario que Gaviria eligió para esta cinta. La idea surgió luego de que el director hablara con una mujer, quien le contó que en 1975 un hombre la raptó después de darle burundanga, la llevó a una finca, la violó, se la llevó a su casa y la mantuvo cautiva durante casi siete años.

Un hombre abusivo, violento y dominante, una mujer presa por su marido a quien además le alimenta esa “masculinidad” y un hermano que ha aprendido del hombre, lo ha encontrado como un modelo a seguir y está al borde de seguir sus pasos, son los personajes con los que podrás encontrarte, entre otros elementos simbólicos que están inmersos en el arte mismo.

En ‘La Mujer del Animal’ Gaviria sintetiza el flagelo de miles de mujeres que sufren de la violencia por el hecho de ser mujeres. Deja atrás lo elíptico para contar esta realidad, sin adornos y sin censuras. Sencillamente tal y como sucede en muchas partes de nuestro país.

La película es un buen material para entender esta realidad que pocos conocemos. Nos pone a pensar y nos muestra que en realidad la violencia contra la mujer existe, y no es un invento de las mal llamadas ‘feminazis’.

A poco de su lanzamiento, ‘La Mujer del Animal’ no ha tenido un gran impacto en taquilla, pero la crítica la ha alabado. ¿Es una realidad que la gente no quiere ver? ¿El público no le interesan películas de contenido y solo busca blockbusters y películas de humor de Dago García? Si gustas del buen cine, es bueno que pases a verla y reflexionarla. Vale la pena.

Por: Cristian Vanegas

Deja un comentario