Juste la fin du monde es la última película del prolífico director canadiense Xavier Dolan, quien con tan solo 27 años realizó su sexto largometraje. Su obra ha sido muy bien acogida por la crítica, recibiendo el premio Grand Prix del prestigioso Festival francés de Cannes 2016.

Basado en el libreto homónimo del dramaturgo francés Jean-Luc Lagarce, este drama se centra en la historia de un escritor que decide visitar a su familia, después de un largo periodo sin verlos, para darles una noticia. A medida que avanza la historia se logra transmitir cual es el drama de cada uno de los personajes.

Personalmente pienso que los personajes están muy bien creados y logran mostrar diferentes facetas de su personalidad, a esto se le suma el gran trabajo de dirección de Dolan con los reconocidos actores: Gaspard Ulliel, Nathalie Baye, Marion Cotillard, Léa Seydoux y Vincent Cassel.

Es una película llena de silencios, juegos de miradas que expresan mas que las palabras. Hay algo que no se puede negar y es que Dolan tiene la gran capacidad de usar la metáfora en su discurso, haciendo que sus imágenes estén cargadas de significado y secretos. De este modo crea poesía visual al estilo de los grandes directores como Jean-Luc Godard o inclusive Andréi Tarkovski.

Para aquellos que ya han visto el trabajo de Dolan y lo reconocen, saben que para este director la fotografía es uno de los aspectos mas importantes. Sus películas son siempre visualmente muy potentes y Juste la fin du monde no es la excepción. Cuenta con una magnífica dirección de fotografía (Carlos Suárez) en donde hace uso del recurso de poca profundidad de campo para mostrar el estado mental de cada personaje y hacernos sentir como un miembro más de esta familia disfuncional.

La cámara se convierte en un personaje más, casi respirando en el cuello de los protagonistas, se siente como un acosador cómplice que esta dispuesto a romper la intimidad de esta familia y de mostrarnos sus más profundos secretos.

El joven artista, Xavier Dolan ha logrado consolidarse como uno de más talentosos realizadores de la actualidad. Creando un estilo que lo diferencia, ya sea por los temas que trata o por la estética que usa.

Xavier Dolan es sin duda un director que hará parte de la historia del cine y del cual se puede aprender mucho.

Juste la fin du monde es una película que todo amante del cine debería ver, en la que encontrará una explosión de emociones e imágenes con alta carga de significado y belleza.

Critica por: Felipe Cuartas

Deja un comentario